Muay Thai, el boxeo ancestral

Edgar De la Rosa

Son muchas las disciplinas hoy en día en las que se practica el deporte de contacto, pero pocas son las que tienen una historia milenaria.

El Muay Thai es un arte marcial con raíces en el Muay Boran y en Krabi Krabong, disciplinas que datan de los años 200 antes de Cristo. También se le conoce como “el arte de las ocho extremidades”, esto debido al uso del puños, codos, rodillas y piernas al momento de combatir.

En diferentes partes del mundo se le conoce como boxeo tailandés por ser uno de los deportes de contacto más utilizados en las Artes Marciales Mixtas (MMA).

Los primeros vestigios del Muay Thai se remontan al año 1238 en Siam, actual Tailandia, y los orígenes del Muay Boran -que se traduce como «Boxeo Ancestral»- se remontan a más de 2 mil 500 años.

Es un deporte extremo, por ello, en algunos países es considerado ilegal; incluso, en Estados Unidos no es bien visto por varios sectores de la población.

Ahora que sabes más sobre este arte marcial, te toca conocer a los 317. En un rincón de lo más escondido de Cancún, en una calle como cualquier otra, arriba de una vieja ferretería, entrenan los 317, un grupo de peleadores que forman la academia 317 Fighters Club, querida por pocos y odiada por muchos, es una academia en la que se practican artes marciales, entre ellas, box y kickboxing, pero su gran fuerte y especialización es el Muay Thai.

En el 317 Fighters Club hay gran grupo de peleadores decididos, enfocados y disciplinados, pero, sobre todo, humildes, celebrando las victorias y apoyando en las derrotas de sus compañeros; uno de sus grandes lemas que los caracteriza es: “Peleamos por diversión nunca por ego”, apoyándose el uno al otro para crecer día a día.

En un ambiente en el que el ego está por los cielos y las enseñanzas son muy limitadas, en 317 no ocurre esto, saben de dónde vienen. El equipo que comenzó dando clases en un parque, ahora está posicionado como una de las mejores academias de Muay Thai en Cancún, teniendo peleadores novatos, amateurs, profesionales y hasta hace unos meses, campeones nacionales.

Pero el equipo no tendría esta mentalidad de camaradería si no fuera por un profesor o mejor dicho en tailandés “Kru”, que esté dispuesto a enseñarles todo lo que sabe, no solo enseñanzas de muay thai sino también, de vida, salir adelante como alumno, padre, trabajador y peleador, con métodos poco sutiles pero funcionales, el Kru Daniel De la Torre “Garra”, se ha encargado de enseñarle a jóvenes y grande lo que sabe.

Siempre dando la cara por su equipo y sacándolos adelante, muchas veces es muy difícil ir a torneos importantes debido a los altos costos, pues eso ni es un impedimento, así sea mapoleando en los semáforos o vendiendo playeras del equipo, el Kru “Garra” y el equipo siempre encuentran una forma de salir adelante porque si hay otro lema importante en la filosofía 317 es “Ni retirada, ni rendición”.

Si te interesó este deporte puedes acercarte al 317 Fighters Club, tiene las puertas abiertas para ti, lo único que necesitas es ganas y mucha “garra” para disfrutar de esta cultura tailandesa y este deporte tan bello llamado Muay thai.

En 317 se hacen peleadores para el ring y el día a día.

Publicado en Cancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *